En una apasionante final al mejor de tres partidos, Capitalinos doblegó al  primer clasificado de la temporada regular, Blue Tigers

El pasado domingo 24 de noviembre se disputaba en el campo de El Zardo la gran final entre Blue Tigers, quien como campeón de la temporada regular lograba el pase directo hace 2 semanas y que se medía a Capitalinos, que en la semifinal se impuso a D’Fox al ganar 2 partidos a su rival.

La Final se decidía al mejor de 3 partidos ante más de un centenar de aficionados que se desplazaron para vivir in situ una jornada inolvidable en la que no faltó la simpática mascota de los Azules y una multitud de globos que engalanaban el ambiente.

Capitalinos golpea primero en un partido dominado por las defensas

Blue Tigers entraba con mejor pie que su rival en el primero de los choques de la jornada, aprovechando que el lanzador de Capitalinos, Iñaki León, parecía algo frio, para adelantarse gracias a una carrera de Yosbani Cruz, impulsada por Eugenio Reyes, que volvía a pisar el terreno de juego tras superar una larga lesión.

A pesar de todo, la igualdad entre ambos reinaba en el partido, hasta la llegada del tercer inning, en el que un hit de Emerson Montaño nada mas comenzar, precedido de un monumental home run de Moisés Grancé, daba una mínima ventaja a Capitalinos (2-1) que a la postre se tornaría en definitiva.

El partido cobraba emoción a medida que transcurrían los innings, pero las defensas se imponían a los ataques, evitando que la anotación creciera en el marcador, hasta llegar al séptimo inning, cerrado por Capitalinos, en el que con dos outs, Rainier Cabrera conectaba un poderoso batazo que impactó en la pierna del lanzador rival, teniendo que ser retirado del terreno de juego, aunque finalmente el fuerte golpe quedó en una mera contusión que llevó el susto a las gradas.

Alfredo Castro asumía el relevo para sacar el último out y llevarse el salvado del juego, logrando Capitalinos sumar a su favor el primero de los partidos de la final (2-1).

Blue Tigers aprovecha la lesión de Iñaki León para igualar la final

Con la soga al cuello, Blue Tigers afrontaba el segundo choque de la jornada, conocedor de que una nueva derrota parcial significaba el adiós a sus opciones al título, imponiendo su ley en el primer inning, aprovechando la lesión del lanzador titular de Capitalinos, Iñaki León, asumiendo Alfredo Castro la responsabilidad, pero sin la fortuna necesaria para contrarrestar la necesidad de los Azules, que conseguían anotar 6 carreras con batazos de todo tipo.

Ronaldo Sarduy, sustituía a Alfredo antes de la conclusión del inning en juego y el equipo experimentó una ligera mejoría que frenaba el ritmo de los Azules, logrando incluso en el tercer inning una carrera gracias al hit impulsor de Josué E. Fernández.

Sin embargo sería Blue Tigers el que rompería el partido en el quinto inning anotando 3 carreras más, gracias a una impulsada de Yosbani Cruz, una base por bolas a Maxím Expósito que empujaba otras más y otro hit a los jardines de Eugenio Reyes.

Los Azules conseguían igualar el marcador en la gran final colocando el 1-1 tras finiquitar el segundo duelo de la jornada en el sexto inning por KO (9-1), convirtiendo el tercer y definitivo enfrentamiento en una final en toda regla para ambos.

Emoción e igualdad para volver a ver a Capitalinos como campeón

La tensión se podía cortar con un cuchillo en el tercer y definitivo partido de la final, haciendo acto de presencia la lluvia para añadir más dramatismo y emoción en el ambiente, si bien con el primer batazo la lluvia desapareció y el partido arrancó con la buena noticia de la recuperación por parte de Capitalinos de su pitcher titular.

Tigres como home club, aprovechaba su ventaja para tomar la delantera con un batazo de Rainier Cabrera, que impulsaba a Maxim y a Grabiel para comenzar mandando en el marcador.

Los lanzadores tomaban la iniciativa del encuentro sin permitir sobresaltos en las almohadillas, a pesar de la gran actuación del lanzador de Blue Tigers, Michel Gómez, que tuvo a la ofensiva de Capitalinos sin hit hasta el comienzo del sexto inning.

Con dos outs, parecía que los Azules se encaminaba con paso firme al cierre del inning, pero un espectacular triple de Moisés Grancé impulsaba a Jose E. Goicoechea, al tiempo que el poder al bate de Roberto Zulueta asustaba a los Tigers, que le dieron boleto intencional, momento aprovechado por Alfredo Castro con un doble por detrás de primera base para impulsar dos mas, dejando en ventaja a Capitalinos por 3 carreras a dos.

El séptimo y definitivo inning dejó en la retina de los presentes un home run por el jardín izquierdo de Josué, que celebró con bat flip y recorrió las almohadillas mientras la grada capitalina se venía abajo (4-2).

Tigres cerraba al bate el partido. Maxim bateaba y avanzaba hasta tercera por un error en los jardines que levantaba el ánimo de los azules. Grabiel Álvarez lo impulsaba con un hit y en el siguiente turno lograba robar la segunda base.

Eugenio Reyes batea de hit con una espectacular jugada de Goico en el short que aunque sin sacar out, no permitió el avance de Grabiel a un empate casi seguro. Y con corredores en primera y segunda, Rainier bateaba para doble matanza espectacular, 6-4-3, Goico-Emerson-Zulueta, explotando el Zardo con un final apoteósico en una final de ensueño, en la que Capitalinos volvía a ser campeón (4-3).

Fin de fiesta y entrega de trofeos

Tras la conclusión de la gran final tuvo lugar la entrega de trofeos y reconocimientos individuales, con un fin de fiesta en el chiringuito del Gallo Capitalino.

Los premios individuales recayeron de la siguiente manera:

 Triple Corona de Bateo: Moisés Grancé, del Club Capitalinos (.686 de AVG,10 Homeruns  y 27 carreras impulsadas)

Triple corona de Pitcheo: Osmany González, de Blue Tigers (6 Partidos ganados, 5.88 ERA y 3 strikeouts)

– Líder en Hits: José E. Goicoechea, del Club Capitalinos (24)

Guante de Oro: Efrén Valdez, de Blue Tigers (0 errores, 12 asistencias y 1 DP)

MVP de la final: Iñaki León, del Club Capitalinos

Enlace a las estadísticas del Torneo